El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla y candidato a la Alcaldía hispalense, Beltrán Pérez, ha apostado este jueves por unificar en un gran «edificio de vanguardia» dotado de tecnologías y avances de última generación y a construir en los suelos que actualmente ocupa la Gerencia Municipal de Urbanismo, las dependencias y empleados que el Consistorio y sus entidades satélite tienen distribuidas por 27 sedes institucionales.

Beltrán Pérez ha celebrado este jueves una reunión de su «consejo de ciudad», del que forman parte 45 arquitectos, abogados, médicos, artistas, catedráticos y profesores universitarios y profesionales de diversos campos, implicados en la elaboración de propuestas para el programa electoral del PP de cara a las elecciones municipales del mes de mayo y el diseño del «modelo de ciudad» de los populares.

En el marco de esta reunión, y fruto del trabajo de dicho «consejo de ciudad», ha presentado su «primera gran propuesta de corte electoral», que consiste unificar los servicios, dependencias y trabajadores que el Ayuntamiento hispalense y sus organismos satélite tienen actualmente diseminados por 27 sedes, en un «único edificio de vanguardia» a construir en los terrenos de la Cartuja que actualmente ocupan los módulos prefabricados de la Gerencia de Urbanismo.

Estos terrenos, según ha detallado Beltrán Pérez, no sólo son de titularidad municipal, sino que cuentan con 38.324 metros cuadrados edificables para usos terciarios, con una altura máxima de seis niveles, y 10.873 metros cuadrados de espacios libres.

 

AVANCES «DE ÚLTIMA GENERACIÓN»

Por ello, ha apostado por sustituir las instalaciones prefabricadas o «caracolas» de este espacio, que acogen dependencias de la Gerencia de Urbanismo, por un gran edificio que unifique los servicios y empleados que el Ayuntamiento, sus organismos autónomos y sociedades municipales tienen distribuidos por 27 sedes diseminadas por la ciudad. Se trataría, según ha precisado, de un edificio dotado de los más modernos avances y tecnología de «última generación» en materia de sostenibilidad ambiental, eficiencia energética, accesibilidad y digitalización, contando entre otros aspectos con varias plantas de estacionamiento subterráneo, guardería a disposición de los trabajadores y usuarios, instalaciones «inteligentes», materiales ecológicos o placas fotovoltaicas para un funcionamiento «autosuficiente».

Todo ello, según ha insistido, para reunir en dicho «buque insignia» de las políticas de «sostenibilidad, digitalización y vanguardia» a unos 2.100 empleados municipales ajenos a los «servicios territorializados» que necesariamente deben estar implantados en los distritos y barrios y que según ha prometido serían potenciados.

Sería, así, una «gran sede política y administrativa» que aglutinaría desde instancias políticas como la Alcaldía o los grupos municipales, a funcionarios del propio Ayuntamiento, el Instituto Municipal de Deportes (IMD), la Agencia Tributaria, la Gerencia de Urbanismo o de la Empresa Metropolitana de Aguas (Emasesa), por ejemplo, al objeto de «facilitar» a la ciudadanía los trámites y gestiones, «simplificar» tales operaciones y «concentrar las sinergias» de la propia administración local.

 

PLAZO DE CINCO AÑOS

Para el diseño del edificio, según Beltrán Pérez, sería convocado un concurso internacional de ideas, toda vez que dicho concurso, la contratación de las obras, la construcción del inmueble y el traslado de las dependencias y empleados municipales hasta el mismo requeriría un plazo de aproximadamente cinco años y una inversión calculada que rondaría los 53 millones de euros.

En ese sentido, Beltrán Pérez ha asegurado que el coste del proyecto podría ser afrontado mediante los «recursos propios» de la administración local, la «enajenación» de propiedades municipales, «subvenciones europeas» o incluso los préstamos concertados durante estos años por el actual Gobierno local socialista y aún no empleados.

En paralelo, la Casa Consistorial de la Plaza Nueva quedaría para «usos ciudadanos de excelencia» y las restantes 26 sedes institucionales a dejar expeditas mediante la operación, como el edificio Laredo, el edificio Metrocentro, el Pabellón Real, el Hogar Virgen de los Reyes o el inmueble municipal de la calle Pajaritos, entre otros, serían destinados a «usos ciudadanos», generando un verdadero «beneficio» para la ciudad en lugar de funcionar como «meras dependencias administrativas».

La operación, del mismo modo, implicaría según Beltrán Pérez todo un nuevo «plan de movilidad» para dicha zona de la Cartuja, marcada por la Torre Sevilla y su gran centro comercial, mediante nuevos itinerarios peatonales, la potenciación de la bicicleta y un sistema de autobuses lanzadera, entre otros aspectos.

Puedes consultar el PDF de la propuesta pinchando AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *